¡¡Hola mis Artistartes!!

¿Qué tal estáis pasando el fin de semana? espero que disfrutándolo mucho y mimandoos otro tanto. De eso trata el post que os traigo hoy, ya que he tenido la oportunidad de probar gracias a un nuevo #sellodecalidad propuesto por nuestr@s amig@s de @madresfera varios de los productos de cosmética de la marca americana Mary Kay gracias a @MaryKayEspana.

Siempre he sido coqueta de naturaleza y aunque ni he sido ni soy de maquillarme demasiado con bases y maquillajes, pero los utilizo, si que siempre me ha gustado resaltar los ojos y los labios aunque mi base en el rostro fuese tan sólo una crema hidratante. Pienso que te aviva y en muchas ocasiones como que “pareces otra”. Así que cuando tuve la oportunidad de participar en este sello de calidad y que esta vez los productos fuesen para mí y no para el enano y poder dedicarme una sesión de cuidados y mimos en un rato destinado sólo para mí, me pareció el mejor plan.

Conozco la marca americana desde hace unos años cuando adquirí algunas cosas de su cosmética y ahora he podido conocer de cerca y disfrutar en mi propia piel varios de sus productos como: el Set de Manos de Seda Satin Hands Té Blanco & Cítricos que además es el último lanzamiento de Mary Kay España y consta de tres productos destinados al cuidado de las manos y como desde la marca muy bien describen “para tenerlas siempre hidratadas y tersas” y es absolutamente cierto!!.

Los 3 sencillos pasos que indican para los productos y que he estado siguiendo estas noches antes de acostarme mientras me dedicaba un ratito para mí que me ha sabido a gloria, han sido:

Paso 1: Aplicar el Tratamiento Suavizante de Manos Libre de Fragancia:

Todo un descubrimiento ¡un suavizante para manos! ¡Genial! cumple de sobra su cometido porque desde el primer segundo que el producto roza tu piel ya te sientes hidratada y claro está, es más grasiento, con mucha más presencia y compacto, la misma sensación que cuando tocas y te aplicas la mascarilla para el pelo. Dentro de que no lleva fragancia tiene un aroma a limpio, fresco… que es una pasada.

Paso 2: Aplicarme el Gel Exfoliante de Karité, Té Blanco y Cítricos:

¡La primera vez en mi vida que uso un exfoliante de manos! . Aunque conozco la sensación granulada porque soy asidua a usar para el cuerpo, me ha parecido la caña poder regalarle esa sensación a mis manos. Lo he estado usando por las noches dándome un masaje suave, que a parte de relajarme durante lo que duraba al aclararlo deja una sensación en las manos de terciopelo y frescura con un aroma… ¡¡que es una gozada!!

Paso 3: Después de suavizar y exfoliar las manos, por último hay que aplicar la Crema de Manos de la misma  línea, rité, Té Blanco y Cítricos. Muy fácil de extender porque es muy ligera, nada pastosa ni aceitosa, al revés muy suave y absorbente, según te la estás echando ya ha sido absorbida y para ser la misma fragancia que el exfoliante nada que ver, deja un olor muy agradable pero apenas perceptible. Si sois de las que os gustan las cremas sin aroma o queréis algo discreto para que no se os mezclen con la fragancia del perfume, es un acierto, para mi gusto demasiado ligero.

Más cositas…

Otro de los productos ha sido el Desmaquillador de Ojos Líquido Mary Kay:

Es un top ventas de la compañía y cuando lo usas entiendes por qué. Soy de usar desmaquilladores bifásicos porque soy de usar maquillaje para los ojos resistente al agua y aunque no soy de insistir mucho en ellos y poner mucha cantidad… con muy poca cantidad en un disco desmaquillador y una suave pasada eliminaba todo. Efectivo y yo contentísima con él! ahora sólo estoy usando éste. Es cierto que un par de días que me maquillé más los ojos e insistí con el eye liner y el rimel, tuve que aplicar más cantidad y repetir la pasada con el disco para eliminarlo todo, pero nada anormal y sigue pareciéndome buenísimo.

Y por último pero no menos importante … (como suele decirse) el Lápiz de Labios Gel Semi-Mate Mary Kay:

Se ha instalado en mi bolso desde que llegó a casa. Según lo abrí y vi el color supe que no nos íbamos a separar, es un color que está de moda, intenso, de larga duración, de esos que son para dar besos con ganas y dejarte de tonterías y además es como el labial sorpresa. Me explico, al aplicártelo es pura cremosidad e hidratación y de pronto tienes la sensación de que se sella, que se ha quedado ahí porque él ha venido para acompañarte como el todoterreno que es y claro, te quedas encantada porque lo notas perenne, haciéndote compañia. Aunque el color es un poco apagado para los que suelo usar, ahora es él quien va en mi bolso. Muy recomendable.Y su envase pura discreción en negro .

Y hasta aquí mi experiencia y opinión como #MAMÁMARYKAY  gracias al  #sellodecalidad propuesto por @madresfera y @marykayespana ¡¡Muchas Gracias!!

¡¡HASTA MUY PRONTO MIS ARTISTARTES!!

A %d blogueros les gusta esto: